¡Ponte la mascarilla primero!

Juan Pablo escuchaba por enemésima vez el anuncio de la azafata que le recordaba que en caso de una contingencia, primero se tenía que poner la mascarilla de oxígeno él mismo  y luego ayudar a ponérsela a quien estuviera con él.

Como ocurre solo en contadas y maravillosas veces en la vida, le cayó un veinte muy poderoso. Un veinte que pareciese que llevaba tiempo queriendo acomodarse en la vida del buen Juanpi. Sacó rápidamente su celular y empezó a garabatear furiosamente frases e ideas que se le agolpaban conforme este mega concepto iba formándose. Les comparto textualmente lo que apuntó.

Ponerme la mascarilla yo primero.

Si yo estoy bien, todos los demás que dependen de mí estarán bien.

Si yo estoy mal, muchas cosas y gente que dependen de mi van a estar mal.

¿Si no me atiendo yo, quién me va a atender?

¿O sea que si yo no me doy importancia, cómo quiero que los demás me la den?

Yo tengo que estar bien física y mentalmente para que mis diferentes grupos que dependen de mí estén bien.

O sea mi familia, mi familia del trabajo, mis amigos, mis grupos. Tengo mucha gente que depende de que yo esté bien.

Realmente soy importante para estos grupos

Tengo que estar bien.

Lo mejor que pueda estar.

DEBO ESTAR BIEN. DEPENDE DE MI. SOLAMENTE DE MI.

Sin pretextos y sin ponerme al final.

Soy el que me pongo hasta después y eso luego no funciona.

Si estoy descansado, atendido y demás; rendiré mas y mucho mejor.

Comida. Ejercicio. Descanso. Apapacho. Hacer cosas que disfruto. Con quien disfruto. Viajes. Mis cosas. Mi tiempo. Uuuffff. 

Ya me estoy sintiendo mejor sólo de pensar en esto.

A veces voy a lugares y hago cosas que ni me van ni me vienen y no me ayudan.

YO PRIMERO.

YO BIEN.

SIEMPRE.

Para luego hacer lo que quiera con quien quiera.

Me late.

Juan Pablo sabía que tenía una de esas verdades fundamentales y poderosas en puerta y esperaba que no se le escapara y diluyera con el tiempo. Quería más bien que se hiciera parte de su vida.

¿Tienes el hábito de “ponerte la mascarilla primero”? ¿O mas bien “van todos los demás primero” y te descuidas y dejas al final?

¿Sirve que te dejes al final y no te atiendas como te debes atender para que estés como debes de estar?

¿Qué tienes que hacer para “cambiar ese chip” y ordenar de una vez y por todas este tema tan importante?

Por el bien de todo lo que consideres importante, valioso y demás; haz lo que tengas que hacer y “Ponte la mascarilla primero”.

Si tú estas bien; todos estarán bien.

Saludos

Jorge Ocaranza Freyria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s