La dieta Keto y la epidemia de Diabetes y Obesidad.

Tuvimos la fortuna de ir esta Semana Santa a unas misiones a una pequeña comunidad en el estado de Querétaro. La idea era vivir esos días santos con ellos y compartir la Palabra del Señor. Como siempre fue muy enriquecedor y aprende uno mucho de estas experiencias.

Esta vez quisiera decirles que pude visitar unas casi 30 casas que me hicieron favor de abrir sus puertas y sus corazones. Gente buena, gente abierta y linda. Muchos temas que compartir. Hoy quisiera comentarles sobre uno de tantos temas; la salud.

En todas las casas excepto una había al menos una persona con diabetes. Normalmente diabetes tipo II. Esa diabetes que aparece por exceso de comida y falta de ejercicio. En todas ellas los malos hábitos alimenticios tenían a la gente con exceso de peso, el azúcar  alta y las perspectivas futuras de hipertensión, efectos colaterales cardiacos y demás. El punto más impresionante para mí fue en la penúltima casa en donde una joven de unos 30 años ya estaba ciega por la enfermedad.

Hace un par de semanas le preparé una presentación a  unos amigos acerca de la epidemia de obesidad y diabetes que nuestro mundo y nuestro Médico presenta. Datos duros de la cantidad y costos que esto significa para personas, familias y sociedades. Sin embargo, nada me preparó para ver de cerca, en cada casa a tanta gente enferma.

No se veía que la enfermedad estuviera ni bien entendida ( consumo excesivo de azúcar; generando resistencia a la insulina) ni mucho menos bien atendida. En ningún caso nos dijeron que la diabetes (tipo II) había sido revertida. Hoy se puede revertir y por falta de información estamos sufriendo en serio. Sufriendo físicamente, económicamente y moralmente.

Existe tanta desinformación y confusión que vivimos haciendo cosas que no funcionan.

Les comparto que después de haber tenido mi famoso “momento cenicero”, me he puesto a estudiar y he iniciado hace casi dos meses una dieta Keto. Ahora peso casi 8 kg menos, pesando lo que no pesaba hace 20 años. Mi azúcar, colesterol y grasa en mi cuerpo han bajado notablemente. Mi energía y bienestar han mejorado en serio.

¿Poder de voluntad? Más bien información adecuada.

Durante muchos años hice muchas dietas y esfuerzos que no estaban bien fundamentados.

¿Cuánta gente seguirá tratamientos, dietas y demás que más que ayudarlos, los va retrasando o en muchos casos empeorando?

Las grandes compañías y los grandes intereses luego confunden y la gente nos perdemos en información incorrecta y muchas veces tendenciosa.

Creo que es nuestra responsabilidad informarnos y tomar las acciones adecuadas para que nuestra salud este al 100. Y una vez habiendo aprendido, compartirlo con los demás. Escapar como sea de estas epidemias que ya cobran tan caro a los que caen – por falta de información y claro de decisión – en ellas.

!!Vamos equipo!!

JOF

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s