Rainmaker.

Este viernes pasado conocí a Maureen. Americana, madre de familia, actriz, maestra de alimentación alternativa, empresaria exitosa, esposa involucrada, conductora de sus propios programas de radio y muchas cosas más.

Una mujer talentosa, pero sobre todo que ha logrado  ese extraño milagro de realizar y volver un hecho lo que piensa o  “le es claro”.

Un día descubrió que los jugos naturales que hacía  eran realmente buenos para su salud. Los comercializó, produjo y terminó vendiendo en casi todos los estados de EUA. En el camino, hizo de todo. Exprimir jugos, conducir camiones llenos de frutas y verduras y negociar con cadenas de tiendas y autoservicios. Vendió su negocio porque estaba ya exhausta y descuidando otras áreas que le interesaban mucho.

Cuando le pregunté que cuál era su misión o motivo en la vida, me contestó sin siquiera pensarlo que su misión era el de cambiar y mejorar la vida de las personas. Que mejoren su salud.  Que mejoren su estado mental y su actitud hacia la vida.

Yo estaba como puerco en lodo escuchando a esta nueva amiga. De pronto escuché una frase que me gustó mucho. Me dijo que ella era una “Rainmaker”. Que hacía llover.

Lograba que lloviera abundancia. Generaba productos, servicios, ideas y demás que ayudaban a las personas. Lograba que llovieran mejores momentos. Más salud, bienestar, alegría, crecimiento y por supuesto como consecuencia ; dinero. “El dinero es simplemente energía que atraes a tu vida” – me decía. Es una consecuencia inevitable.

Me dijo que ella lograba que lloviera.  Estaba consciente que ella era buena para hacer llover. Lograba muchos beneficios para los demás y de paso para ella. Y le apasionaba.

Era su vida hacer llover.

Imagínate que el destino – o Dios – te dio la capacidad y los talentos para hacer llover. Y  no una lluvia pedorra sino una lluvia plena, abundante y llena de valores para otros y para ti.

¿ Has logrado convertirte en un “Gran Rainmaker” ?

¿ Estás consciente de cuánto puedes hacer llover?

¿ Te interesa hacer llover ?

¿ O más bien te buscas otros que hacen llover y llevas tus cubetas o tuperwares  y recoges la lluvia de ellos ?

¿ A tu edad y en tu condición ya nada más no te ves haciendo llover ?

Te deseo de corazón que “hagas llover” mucho. Que toda esa agua que logres generar y  crear ayude, sane y beneficie a mucha gente que tanto necesita de esa lluvia que solo tu puedes crear.

Que ese “Rainmaker” que tienes dentro  despierte y haga llover mucho.

Buena semana,

JOF

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s