El sueño y los pensamientos.

Estaba en una carretera y frente a nuestro coche iba un Ferrari, una Volvo y otra camioneta cualquiera. Estas dos camionetas estaban muy agresivas con el Ferrari. Se le cerraban, lo chocaban y no dejaban de acosarlo. Esto siguió por un buen rato y a mí me provocaba angustia y un gran estrés.

El chofer que iba conduciendo el coche en el que yo iba me preguntó que si los rebasaba. Mentalmente hice varios escenarios que no me convencieron y me preocuparon más.

Hasta que casi por milagro se me prendió el foco y le dije al conductor: “ Párate “.

Él me pidió que repitiera lo que quería y le volví a decir que se parara de inmediato a la orilla de la carretera.

Sentí una gran paz desde que tomé la decisión. Me gustó mucho el sentimiento. Descansé. Me relajé. Empecé a estar contento. El problema terminó de inmediato.

El conductor me dijo que qué haríamos si regresaban los coches, y le contesté de inmediato que me despertaría del sueño. Estaba claro y decidido en que no sufriría más.

Me encantó mi sueño. Me enseñó claramente que muchos problemas persisten porque nuestras mentes siguen permitiendo que existan. Me enseñó a que puedo en muchas ocasiones simplemente decirle a mi mente: “¡Párate aquí y ahora.!”

No más angustias . No más estrés. Bienvenida La Paz.

¿Es así de fácil? Sí, creo que muchas veces puede ser así. Requiere de práctica y disciplina porque a nuestra mente luego le encanta andar metida en la angustia y en el estrés. Le encanta andar metida en problemas que luego ni le corresponden, ni le tocan, ni puede hacer nada por resolverlos. Pareciera que tenemos un programa interno que hace que nuestra mente no pare y se meta en muchas cosas que nos traen sentimientos negativos.

Cuando tus pensamientos vienen acompañados de sentimientos, puedes “anclarte” del lado positivo o del lado negativo. Del lado de la gratitud, alegría y digamos buena onda. También puedes anclarte del lado de la duda, del miedo, del temor o de la desesperanza.

¿ Podemos escoger de qué lado queremos vivir ?

¿ Podemos irnos enseñando y educando a tener pensamientos básicamente positivos ?

¿ Podemos irnos enseñando y educando a PARAR DE INMEDIATO cuando tengamos pensamientos negativos ?

¿ Sería interesante disfrutar de más períodos de paz, alegría y esperanza ?

Mi querido amigo y Master Coach Luis Topete dice que, a partir de estos pensamientos positivos cargados de sentimientos se genera la Creencia. A partir de la Creencia las Acciones y a partir de las Acciones los Resultados. Empezando así un círculo virtuoso que cambia nuestras vidas.

Todo empieza con los pensamientos.

POSITIVO.jpeg

Muchos Saludos,

JOF

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s