El Universo y sus pausas.

Dicen que cuando te toca, aunque te muevas te toca y cuando no te toca, aunque te pongas no te toca.

También dicen que luego el universo te manda lo que necesitas en ese momento.

En esos casos, otros afirman que es algo que el universo te quiere decir. Dicen que a veces lo que te quiere decir es importante.

La gente se lanza  entonces a platicarte una bola de historias que confirman lo anterior. Que si los sobrevivientes de Los Andes – una historia sensacional – , que si no sé quien que era súper puntual y un día perdió el avión y el avión se desplomó. Además de muchas historias digamos del diario.

Todo esto se los platico porque la semana pasada estaba terminando de dar una plática, cuando inesperadamente el pizarrón sobre el que estaba animadamente  apuntando las respuestas de los presentes; se resbaló y cayó fuerte, precisa y súper dolorosamente sobre mi dedo gordo izquierdo.  Luego de dar un par de brincos y de contener unas lágrimas de dolor; terminé la conferencia y fui a sentarme para ver qué onda con mi pobre dedo.

Luego de hielo, calor, pomadas, llamadas y mentadas; terminé al día siguiente comprobando con una radiografía que me había fracturado la segunda falange.

¡Maldito pizarrón!, ¡mugre destino!, arréglatelas primero con muletas y luego sin que tu dedo toque el piso. Pon cara de que todo esta bien y cancela viajes, tu evento deportivo que tanto habías preparado y adáptate en infinitum a que “todo sigue igual”.

Escucha ahora las meditaciones de la gente para ti. ¡¡Uuufffff!!

Me gustaron mucho dos que se las comparto. Alguien me dijo : “ Y porque no aprovechas estos momentos para consentirte?”. Lo cual me paró en seco y la verdad es que me gustó.

La otra fue el que me dijeran “ Y que te está queriendo decir el universo?” A lo cuál de inmediato me rebelaba y decía para mi : “ ¡Pues nada, que la ley de gravedad existe y que si provoco que algo se caiga, pues eventualmente me puede lastimar; como fue el caso!.” Aparte de mentarle la madre a la mala suerte y al universo y todo eso…

Cada día que pasa esta idea crece poco a poco en mi y pienso qué tal vez haya una razón – o varias – para que esto me haya pasado. De hecho ya he confirmado más de dos cosas que gracias al accidente han sucedido para bien mío y de otros.

¿Las cosas pasan por alguna razón?  Yo pienso que si.

¿Es importante encontrar esa razón? Yo pienso que si.

¿Tiene uno que romperse algo o pasar algo importante para que uno se consienta  y descubra puntos que arreglar o corregir? Eso creo que no.

En nuestra loca carrera por este mundo, el universo nos manda de repente pausas que buscan hacernos reflexionar o mejorar nuestro proceder.

¿Tu que opinas?

Saludos

JOF

9 comentarios sobre “El Universo y sus pausas.

  1. Jesus Calahorra

    Mi estimado Jorge. Espero te mejores pronto. Estoy totalmente de acuerdo contigo en que las cosas pasan por algo. Puedes hacer un alto en el camino y ver las cosas desde otra perspectiva. Te puedes apapachar como bien dices o mejor aún, que te apapachen!
    Tú siempre le sacas el mejor provecho a las cosas y estoy seguro que así será nuevamente en esta ocasión
    Abrazote y recupérate pronto !!!

    Me gusta

  2. Agustín Mtz. Parente U.

    Un abrazo Jorge
    Los hechos son como son, no como queremos que sean, yo creo que así hay que aprender a aceptarlos.
    Pero aceptar, no quiere decir que no te cuides, que no te cures o que no trates de que no te vuelva a suceder.
    Aceptar, es recibir lo sucedido como tal, no enojandonos, ni culpandonos, con ubieras.
    La aceptación del dolor inevitable, a veces despierta nuestras capacidades intuitivas que ayudan al crecimiento interior.

    Un abrazo, mi estimado Jorge

    Me gusta

  3. Gerardo de la Garza

    Dame Señor serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las que si puedo y sabiduría para reconocer la diferencia… hoy fue un dedo… mañana puede ser otra cosa más grave o quizá llegues a los 100 años… la incertidumbre de la vida es lo más sabroso… (box of chocolate… o principio de los seguros)… un abrazo y que te mejores!

    Me gusta

  4. Yunuen Oviedo

    Muy buen día Inge! No había podido agradecerle su tiempo en la conferencia, le mando las mejores vibras desde el Pacífico Mexicano…Espero siga recuperándose favorablemente! Quiero comentarle que estoy muy sorprendida de su fortaleza para soportar el dolor, me quede estupefacta!!! Inclusive no recuerdo esa parte de la plática, porque analizaba una y otra vez el golpe….y sobre todo cómo reaccionó con su entereza para concluir la charla…Ciertamente su valor y fortaleza de ánimo me dejaron perpleja. Me encanta que prediquen con el ejemplo…

    Me gusta

    1. Marimar

      Hola Jorge:
      Yo si pienso que hay una razon superior, y también pienso que a veces por mas que la busques no la vas a encontrar. Porque a veces la razón de que te haya pasado algo es para beneficio de alguien distinto a ti y tu no te vas a enterar.
      Yo lo vi con mi super dinámico Papá, que Dios permitió que se le rompiera la cadera a los 90 años, y gracias a esa forzosa quietud sus hijos pudimos comprender y perdonar muchas cosas.
      Y sus nietos pudieron conocerlo con mucha profundidad escuchando sus anécdotas y sabiduría.
      Yo no estoy segura que él lo haya podido captar así.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s