Alinear la atención con la intención.

Una de las cosas mas valiosas de los viajes – y de la vida en general – es cuando conoces a gente interesante y valiosa. Y logras abrir la mente y el corazón y les aprendes algo. Por supuesto que al “tener” que escribir mis Meditaciones, debo estar “cazando” ideas, eventos o experiencias que me ayuden a ser mejor.

Como les comentaba en mi última meditación, en este ultimo viaje conocí a Rafael Cabrera Bello; un golfista profesional español que debe estar entre los 20 mejores jugadores del mundo. Tuvimos la fortuna de poder platicar con él durante una cena del evento.

Me quedé con un par de conceptos o ideas importantes de ese encuentro que quisiera compartir con ustedes. Nos dijo que jugaba 32 torneos al año. O sea que cada una de esas semanas viajaba a otro país, muchas veces a otro continente y participaba en ese torneo.

Nos dijo que esas semanas le dedicaba a su “trabajo del golf” unas 60 horas a la semana ( independientes del torneo) . Durante esas horas iba al gimnasio diariamente a hacer fuerza y por supuesto practicaba muchas horas su golf.

Y ante una pregunta de alguno dijo algo que casi dejo de escuchar : ” Lo importante es que tu atención este alineada con tu intención “. Yo ya tenía un par de copas de vino encima y la frase me pareció un trabalenguas que hacía que mi mente se negara a pensar sobre eso. Supuse que encerraba una verdad de esas “perras” y la apunté en mi teléfono para luego revisarla y poder usarla aquí.

Ahora me hace mucho sentido y me anima a no olvidarla y a obligarme a perseguir esta digamos verdad ( o neta pues ).

Digamos que mi intención es el estar sano. Creo que cualquiera pondría este objetivo como uno de los primordiales de su vida. Sin embargo luego no ponemos la atención o no nos enfocamos en lograr precisamente eso. Ni nos ejercitamos, ni comemos o bebemos como debemos ni mucho menos nos checamos de vez en cuando.

´ta ´brón entonces que logremos tener y mantener una salud que “decimos que nos interesa”.

Decimos que nos interesa nuestra familia y luego pasamos muy poco tiempo con ella y la atendemos poco.

Decimos que nuestros amigos son activos valiosísimos, pero no los pelamos.

Decimos que queremos juntar un patrimonio, pero no hacemos lo requerido para generar, ahorrar y multiplicar.

Decimos que queremos buscar una pareja y no salimos de “nuestra cueva” y no nos cuidamos para atraer algo decente.

Nuestra atención anda mas bien perdidona la canija. Nuestras intenciones luego no están  bien definidas.

El buen Rafael Cabrera Bello se acaba de casar con una Sueca preciosa ( con lo que los mexicanos odiamos a los Suecos ) y siendo uno de los 20 mejores jugadores del mundo tiene su futuro económico resuelto. Sin embargo sigue su atención y enfoque totalmente alineado con sus intenciones. Los resultados son evidentes.

¿El trabajo ha sido mucho?. Seguro. Sus intenciones han sido altas.

¿ De que nivel son tus intenciones ?

¿ Haz definido tus intenciones ?

¿ Como anda el déficit o el superhábit de tu atención ?

¿ En donde anda tu atención ?

Saludos

JOF

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s