Aprender a disfrutar.

Como todos los años, fui invitado a un torneo de golf en Greensboro, Carolina del Norte . Es un torneo organizado por Wyndham; una marca hotelera y de tiempos compartidos. Para mi es un gran evento. Me permite juntarme con amigos de la industria, jugar golf, ver el torneo y pasar unos días excepcionales entre amigos.

Me di cuenta que está en mi llegar a disfrutar plenamente de cada momento del evento. Poder controlar a la mente y permanecer en el momento. Disfrutar del desayuno. Disfrutar de ese bosque con una venadita comiendo muy de mañana. Disfrutar plenamente del chiste que pretende darle lata al amigo. Disfrutar de la entrada a una suite de hospitalidad en el mero hoyo 18 (o sea wow). Disfrutar de la plática con Rafael Cabrera Bello; un muy amable e interesante profesional del golf español. Disfrutar del término “perfecto” de unas costillas de cordero. Cerrar los ojos por unos segundos y disfrutar de un Cabernet “en su punto”. Gozar del concierto de un grupo de negritos realmente bueno.  Disfrutar de un buen tiro de golf. Disfrutar de un rico baño caliente y de la almohada perfecta. Disfrutar al compañero de carrito de golf y reírme de todas las ocurrencias de mi tocayo “el albañil” Herrera.  Gozar de la política entre altos jejecutivos (dan risa) y sus esposas. Disfrutar y reconocer a tanta gente que nos atendió y apapachó.

He tenido la fortuna de haber sido invitado los últimos 10 años y debo decir que nunca lo había disfrutado tanto.

Mi mente siempre anda “moviéndose rápido”. Se va al pasado. Compara y evalúa. Le encanta ver al “frijol negro” del arroz. Se preocupa de la siguiente actividad, del reloj, de hartas cosas. Total que logra digamos “quitar su atención” al momento presente y simplemente disfrutarlo. Disfrutarlo en serio. Esto de mantener a la mente en el aquí y ahora es todo un reto y supongo que es un hábito que se puede lograr.

Algunos le llaman “Mindfulness” a esto. Otros mas simplemente a disfrutar el momento. El aquí y el ahora. En este viaje logré de alguna manera “mantener a ralla” tanta preocupación real e imaginable y vivir el momento. Fue una gozada.

Gracias al celular, a hábitos nefastos y a preocupaciones entre varias otras cosas, nuestra mente se ha vuelto aun mas inquieta y es mas difícil mantenerla en el aquí y en el ahora. Quiero  invitarnos a que hagamos un arte esto de disfrutar del momento. En esto de aprender a disfrutar aún mas de cada momento. De cada dia.

Me late mucho esto de volverme un experto en disfrutar de la vida y de sus momentos. En hacer consciente el disfrute.

Me comprometo conmigo a seguir en este camino de aprender a disfrutar.

¿Te unes?

P.D. ¿ Te fijaste cuantas veces repetí la palabra disfrutar ?

Buena semana

JOF

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s