El espíritu de Martinez

FC396D68-8657-4D6C-A0AC-A91C37D74DC6

Martín estaba listo para echarse al mar de espaldas desde la pequeña embarcación de buceo.  El mar estaba tranquilo pero su corazón latía apresuradamente.

Apenas ayer le habían dado su primera instrucción de  buceo y repasaba en su mente todas las cosas que le habían enseñado. Respira tranquilo, iguala la presión de los oídos al bajar. Las señas importantes. El chaleco, el tanque, la boquilla, la máscara. ¡Uufff!

Martin había tenido una vida diferente a la de mucha gente. Una enfermedad le había provocado el tener las manos y brazos mucho más chicos que lo normal. Tuvo que imponerse en hacer decenas de cosas que para alguien con sus brazos y manos normales no suponían esfuerzo alguno.

Comer, vestirse, manejar y muchas cosas más le requerían esfuerzo, creatividad, práctica y algunas veces ayuda. Y aunque lo educaron para bastarse por sí solo; había cosas que no podía hacer por sí mismo.

Ponerse el traje de neopreno fue interesante. Subirse a la lancha después de nadar requirió ayuda. Y así, reto tras reto fue superando cada “obstáculo” que se le presentaba.

Lo cierto es que estaba muy emocionado por bucear y como ya lo había decidido, cualquier detalle o reto que se le presentó; lo superó de la mejor manera posible. Nada lo detendría de este sueño. ¡¡ El bucear !!

En esa misma inmersión, un par de buzos más bajaban por primera vez. Y fue interesante ver cómo les costó más trabajo que al buen “Martinez”. Su mente los manejaba, traicionaba y por una cosa de nada estuvieron a punto de abortar la misión.

Martinez por su lado se aventó al agua, bajó, respiró, pero sobre todo disfrutó como nadie de su buceada. Su mente estaba enfocada en disfrutar la gran experiencia y fue feliz. Nunca hubo duda en su mente – y en la de los demás – de que lo lograría y lo disfrutaría. Su actitud, su sueño, su disposición y todo estaba alineado. ¡Que espíritu!

Hoy deseo que logremos sacar al “Martínez” que tenemos dentro. Con todas nuestras limitaciones, hay un “Martinez” en nosotros que logra sacar lo mejor de nosotros y llevarnos a cumplir con nuestro propósito.

¿ Que tanto tu mente se entromete en que disfrutes de momentos que podrían ser especiales en tu vida?

¿ Que cosas podrías lograr si tú mente estuviera conectada con tu sueño y con una actitud de primera ?

¿ Como puedes cambiar tu enfoque de encontrar todas las razones del porqué no podrías hacerlo a no hay duda en que lo lograré ?

¿ De que tamaño es tu espíritu? 

Gracias a Dios porque nos pone a personas como “Martinez” en la vida para mostrarnos y enseñarnos tantas cosas. Mi aprecio, respeto y admiración por Martín y por su espíritu.

Buen dia

JOF

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s