El León y el Macaco.

El león estaba pasando lista con sus encargados de la selva. Como siempre, le encantaba “sentir” a sus diferentes líderes. Estaba la jirafa, el hipopótamo, la zebra, el gorila y el chacal. Cada uno tenía encargada una actividad fundamental para que todos pudiesen vivir de la mejor manera. La jirafa se mantenía alerta en las alturas, la zebra cuidaba los pastizales y lugares abiertos, el hipopótamo supervisaba charcos, ríos y lagunas, el chacal informaba sobre actividades dañinas de propios y ajenos. El equipo funcionaba a la perfección.

Hasta que un día, el león se dio cuenta de que algo no estaba bien. Estaba orgulloso de sus encargados ya que hacían su labor de la mejor manera posible, pero se percató de que todos estaban imitándolo en un par de actitudes suyas. Estaban trabajando demasiado y los veía descuidados. Estaban francamente gordos, sin descansar y por lo mismo muy sensibles y hasta de mal humor. Abriendo sus ojos y su corazón, el león veía que estaban igual a él.

Photo by Aldo Picaso on Pexels.com

Estaban descuidándose por cumplir con sus tareas encargadas. No estaban dándose cuenta de que si se cuidaban ellos mismos antes que nada, entonces podrían realizar de mucho mejor manera sus importantes encargos.

Ya eran animales muy especiales, con talentos increíbles y muy comprometidos. Tenían puestos los valores que el león les había enseñado durante tantos años. Pero se habían olvidado de ellos mismos. Estaban sufriendo las consecuencias en lo personal y por supuesto que la comunidad empezaba a sentir, en la operación de la selva, el que los líderes o guardianes estuviesen tan descuidados por ellos mismos.

El león consultó con la Gran Macaco y éste le dijo que ya le había avisado desde hace tiempo de que esto sucedería. El macaco lo hizo sentir mal un buen rato, para que estuviese listo y abierto para recibir el remedio.

Photo by Ajayvir Pal on Pexels.com

“Mira león querido, recuerda que todos los animales trabajamos de acuerdo a programaciones y creencias que traemos desde la infancia. Es necesario que vayamos haciendo constantemente “UpGrades” en estas creencias. Son como nuestro Hardware. En la medida en que las mejoramos, nuestro actuar y nuestra realidad cambian. Recuerda, gran líder nuestro, que nuestros modelos de realidad y nuestras creencias impactan en todos los que nos rodean. Mi sugerencia es que modifiques tus creencias sobre cuidarte… tu físico, tu descanso, tu crecimiento mental, emocional y espiritual. ¡Oh gran líder! estas son fundamentales para que seas el mejor líder posible. Y que nosotros seamos espejo de eso.”

El buen león escuchó con su corazón abierto al Gran Macaco y meditando sus palabras se retiró a la roca “de pensar” y a tomar las decisiones que cambiarían su vida y la de los demás. Había aprendido mucho sobre ser espejo y espejear…

¡Buena semana equipo!

Jorge Oca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s