RAIN (2)

En la meditación anterior veíamos la técnica de meditación de RAIN. Técnica que conlleva cuatro palabras.

RECOGNIZE

ALLOW

INVESTIGATE

NURTURE

Veíamos que en esta vida nuestra, llena de prisas y de estrés, luego llegamos a enfocar nuestra atención en diversos puntos que no necesariamente nos llevan a enfocarnos y a sentir lo cariñosos y amorosos que somos. Nos olvidamos con facilidad de todas nuestras virtudes.

Después de Reconocer nuestros sentimientos y creencias negativas y de Aceptarlos y no darles la vuelta, pasamos a la tercera palabra de nuestra técnica que es Investigate.

Aquí tenemos que parar un momento y hacernos algunas preguntas; ¿Son ciertas estas creencias y sentimientos negativos? ¿No será que a veces son exageraciones, distracciones o meras fabricaciones? ¿Qué pasaría si dejo a un lado esta creencia? ¿No será que en una de esas quede un espacio para crecer? ¿No tendré miedo de dejarla?

Esa incesante autocrítica que luego “nos regalamos” no ayuda para que crezcamos. Rumiamos todo lo negativo y no nos permitimos ver, reconocer y disfrutar de toda esa parte buena, intensa y brillante que tenemos. Ese enfoque desmedido en nuestras creencias negativas no nos permite crecer a partir de lo que sí tenemos.

Así como el Padre bueno en el Hijo Pródigo, deberíamos enfrentar nuestra vergüenza ante todas nuestras fallas y faltas con amabiliadad y amor de nosotros hacia nosotros mismos.

Photo by Nandhu Kumar on Pexels.com

La última palabra es Nurture. Nutrirnos, atendernos, apapacharnos. Esta es la etapa final para superar la pena, la vergüenza. Ante la pérdida de una relación, ante la pérdida de un trabajo, de algo malo que hayamos hecho. Aquí es donde nos tenemos que enfocar en sentimientos positivos y lograr perdonarnos. Buscar la compasión de otros y de nuestro Dios. Buscar ese amor y compasión que nos curan. Saber que contamos con nosotros mismos.

Me queda claro que la mejor manera de ayudar a aquellos que amamos, queremos o estimamos es enfocarnos en su bondad intrínseca. En que tienen esa amabilidad, esa conciencia, esa creatividad y ese ser amorosos.

¿No será esa la mejor manera de ayudarnos? En fijarnos en esa bondad intrínseca que tenemos.

Photo by Gautham Krishnan on Pexels.com

Esta técnica del RAIN podrá servirnos mucho si la empleamos constante y profundamente. Toma sólo unos minutos y puede salvarte de horas y días de sufrimientos, yo diría innecesarios.

Buena semana equipo.

Jorge Oca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s