La Realidad

Hace un par de noches, tuve una pesadilla terrible. Una de esas veces que sufrí intensamente en una trama verdaderamente horrible. Taquicardia, angustia y alguna lágrima por ahí. Hasta que me desperté. Me di cuenta que todo había sido un sueño, algo que sólo existía en mi mente; algo que no era real. Muchas veces la mente te hace pensar que es muy real lo que andas pensando, pero hay pocas ocasiones en que una gran claridad se llega a presentar. En este caso, entendí de inmediato que todo lo que había experimentado en mi sueño era falso y de un plumazo lo deseché y me volví a dormir como bebé.

El día siguiente, me cayó el veinte que de igual manera, muchas cosas que existen en nuestras mentes son solo eso, cosas irreales. Historias, castillos o tempestades oscuras que solo ahí existen. Las hemos fabricado gracias a toda una serie de temas reales e irreales y ahora nos parecen verdaderas. En tanto que no las acomodemos, arreglemos y desechemos en algunos casos, nos podrán llegar a hacer sentir mal, a torturar y hasta a lograr que perdamos días o años de nuestra corta vida, pensando en que son “Verdaderas”. Pero en verdad, sólo existen en nuestras mentes. Sólo ahí son reales. Igual que las pesadillas.

Cuando logramos pasar de un plano irreal a uno real, logramos modificar esa “Realidad”. Pasamos de ideas, meditaciones y pesadillas que sólo existen en nuestra mente a modificar de alguna manera nuestra “vida real”. Entonces hemos logrado modificar nuestra “Realidad”.

Así terminamos con amistades, con familiares, con gente que alguna vez fue muy querida  – y que nos quizo bien y mucho – , porque logramos “inventar” una historia a partir de malos entendidos, de haber asumido, o de plano de haber inventado. O también porque nuestra parte oscura decidió generar algo equivocado. O “simplemente” porque hemos decidido no perdonar  y el tema se termina de complicar.

En estos tiempos que estamos viviendo de aislamiento, de verdades a medias y  mentiras por doquier, logramos armar toda una “Realidad” en nuestras mentes que sólo existe ahí. Entiendo que como humanos tenemos varios chips en nuestras mentes que trabajan para cuidarnos. Nuestra supervivencia es lo primero, nuestra permanencia y el que estemos bien también. Toda una serie de protocolos internos se inician, todo para cuidarnos de posibles enemigos, situaciones y problemas. Aquí el tema finalmente es: ¿Cuál es “la Realidad”? ¿Estamos viviendo una pesadilla que sólo vive en nuestras mentes?  ¿Solo una parte de ella es irreal?

download (26).jpeg

¿Podré yo definir cuál es “la Realidad” que quiero vivir día con día?

¿Podré descartar – y filtrar – de entrada todo tipo de información que no solo no me ayuda, sino que me afecta?

¿Podré acomodar en mi mente muchas cosas que sólo me hacen sufrir y no me traen nada provechoso?

¿Podré disfrutar mucho más de los regalos y bendiciones que la vida me da cada día?

¿Podré tener una Fe cada vez más sólida en Él y creer que como hijo predilecto y amadísimo, todo estará bien?

La loca de la casa (la mente), la vocecita interior, la que asume, la que inventa, la que no perdona, la que hace conclusiones en base a eventos no reales y demás; nos seguirá dando una lata terrible y de paso logrará hacernos infelices por momentos en este viaje de la vida que podría ser increíble.

La Batalla es y será siempre intensa. 

¡Vamos Equipo!

img_1516

Buena Semana, finalmente dependerá de ti.

Jorge Ocaranza Freyria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s