HAY LO QUE HAY Y ES LO QUE ES

Qué lección tan difícil de aprender es esto de aceptar plena y totalmente “Lo que Hay y Lo Que Es”. Mi querida vecina Gloria algún día me lo planteó con una claridad abrumadora.

Hay que aceptar, agradecer y hasta abrazar “Lo Que Es y Lo Que Hay”.

Ahora con lo que estamos viviendo, mas que nunca me ha quedado claro que mucho de lo que “he tenido que hacer y decidir” ha sido porque ASI ES. Más que decisiones, he tenido que reaccionar ante lo que ha cambiado. Día a día. Me gustaría que no hubiese esta Pandemia. Me gustaría que la gente fuese de otra manera. Que los dirigentes hicieran tal o cual cosa. Que ya salga la vacuna. Que si la boda de mi hija por lo civil no se hubiese cancelado. Que si no se hubiese muerto tal persona. Que no se hubiese quedado atrapada en la India Erika. Que no tengamos que cerrar el hotel. Que hubiésemos nacido en tal o cual parte.

Luego resulta que por estar luchando con todo nuestro espíritu y terquedad en contra de “Lo que ES” por conseguir “Lo que No Es”,  la vida se nos va y que no disfrutamos y gozamos de “Lo que Si Es”, que por cierto es terrible e increíblemente grande, padre y bendecido. ES, porque así tiene que ser. Porque hay algo importante para nosotros y para los demás en que ASÍ SEA. Si lo vemos con ojos de “Lo que Hay” y no de lo que quisiéramos, podremos aprender las lecciones que hay que aprender y disfrutaríamos mas de este viaje maravilloso.

Eso no quiere decir que no luchemos, que no mejoremos y optimicemos “Lo Que Sí Es y Lo Que Sí Hay”. Está en nuestra naturaleza – a veces escondidón – esta fuerza por mejorarnos y mejorar a otros. Quiere decir que dentro de “Lo Que Es y de lo que SI Hay”, saquemos nuestra mejor versión e iluminemos nuestra vida y la de los demás. O sea que en casi cualquier situación, podríamos enfocarnos en lo mejor y no andar luchando por “Lo que No Es y en lo que No Hay”.

 

pexels-photo-853168.jpeg

 

“RELEASE” O FLUIR.

VIVIR EL HOY Y EL AHORA.

AGRADECER POR LO QUE SI TENEMOS.

Como quiera que lo quieras ver.

A mí me gusta pensar en que Él nos cuida. En que somos sus hijos queridísimos y en que nos acompaña en cada paso de nuestras vidas.

Un abrazo virtual.

Jorge Ocaranza Freyria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s