Dos gallos en mi jardín.

Estábamos desayunando el domingo cuando de repente nos dimos cuenta que dos gallos estaban caminando y picoteando alegremente en nuestro jardín. ¿Que caramba hacen dos gallos en nuestro jardín? –  nos preguntamos algo incrédulos.

¿De donde vendrán estos dichosos gallos?. Nuestro perro que “cuida” el jardín tiene un tema de cataratas avanzadas así que los gallos aprovechaban esto y bebían de su plato de agua. Y le daban la vuelta apenas lo veían venir.

El día siguiente los gallos seguían en el jardín y todos teníamos ideas claras de mole verde , pipián o enchiladas suizas con harto pollito. Pero como recién llegamos de Japón, seguíamos con esta máxima que lo que no es tuyo es de alguien más, así que los dejamos estar.

Dos días después uno de los gallos andaba alicaído y con un ala medio caída. Al día siguiente solo quedaba uno de los gallos. El gallito restante ya andaba como en su casa. Iba y venía y hasta despreció algo de comida que le dimos. No le apeteció.

Decidimos jugar con el gallito y le soltamos a nuestro otro perro que ve perfectamente y disfrutamos de una corretiza simpática.

Ya casi cumple una semana el gallo en el jardín y está empezando a ocurrir algo simpático. Ya pasó el tiempo de que era un extraño y se convirtió en alguien de la casa. El tiempo y la costumbre lo empiezan a poner como parte de la película. Se empieza a adoptar y a ser parte de uno.

¿ Cuantos gallos han caído inesperadamente en “tu jardín” y se han hecho parte de ti ?

¿ Cuantos hábitos que no eran tuyos, se han “apoderado” de ti ?

¿ Valdría la pena desaparecer o “merendarse” algunos gallos que están en “tu jardín” y que no te ayudan ni te hacen feliz y de paso lastiman ?

Tengamos cuidado con los gallos que llegarán a nuestro jardín y que no son ni nuestros ni representan lo que somos ni lo que creemos. No nos vayamos a acostumbrar a ellos y a adoptarlos como parte de nosotros. 

Parecen bonitos, pero solo tragan y dejan todo lleno de ya sabes que. Deshazte de ellos de inmediato. Antes que sean parte de ti.

Ten cuidado con el perro que tienes cuidando tu jardín. No vaya a estar cansado y con cataratas. Se te meterán los gallos.

Saludos,

JOF

 

Un comentario sobre “Dos gallos en mi jardín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s