Los huracanes, Tlaloc y el hotel de paso.

Fotos de María

Las noticias eran francamente alarmantes. Harvey había hecho estragos a Houston y a su area conurbada. Cuando apenas podíamos alcanzar a captar el tamaño de lo que había sucedido,  ya venía Katia que era un Huracancito que le pegaría en cualquier momento a Veracruz. Venía también Irma que era El Mega Huracán mas grande de todos los tiempos y ultra golpearía a la Florida. José venía detrás para terminar de ponerle en la maceta a quien aun no hubiese recibido su buena dosis de agua, caos y destrucción.

Aquí en la ciudad de México, Tlaloc se puso celoso y ha hecho lo suyo también .

Este miércoles,  sucedieron cientos de historias por el sur de la ciudad que no salieron en CNN.

De una misma oficina se escucharon las siguientes historias la siguiente mañana:

” Yo me tuve que ir caminando a mi casa porque no había transporte alguno. Caminé con el agua a las rodillas y cuando crucé Calzada de Tlalpan, el agua me llegó a la cintura. Gracias a Dios que no había mucha corriente. Me fue bien, llegué una hora y cuarto después.”

” Yo vivo a 15 minutos en coche a mi casa. Esta vez me tardé dos horas y media en llegar. Pude haber hecho el trayecto 10 veces en ese tiempo sin tráfico. Además mientras iba a mi casa sonó la alarma sísmica y mis padres tuvieron que salir a la calle y mojarse y esperar a que no temblara. Es lo único que nos falta; un temblor.”

” Yo salí de la oficina y a las 3 cuadras ya no pude seguir adelante. Pude subirme a la banqueta y regresarme de pura suerte. Logré acomodarme en un sillón y a las tres de la mañana pude ya irme con calma a mi casa”.

” Yo salí un poco mas tarde de la oficina porque tuve que terminar un trabajo importante. No pude salir por el agua. Y como me voy a mi casa en camión y los cancelaron, me quedé a dormir en la oficina hasta las seis de la mañana.”

” Yo iba ya llegando a mi casa, cuando llegamos a un punto en donde no pudimos avanzar mas. A una cuadra había un hotel de paso que me salvo la noche. Estaba limpio y seco.”

“Yo vivo a tres cuadras de la oficina. Llegué bien mojada pero rápido a la casa. El problema fue que se metió casi medio metro de agua a mi casa . Si creo que muchas cosas se me estropearon.”

Me llaman la atención varias cosas:

  • La gente en estas épocas no sabe con lo que se va a encontrar. Cada dia tiene sus sorpresas.
  • Realmente existe cualquier posibilidad.
  • Llega un punto en donde la gente “esta sola” y tiene que resolver su problema por si misma.
  • El dia siguiente la vida sigue y el trabajo le espera puntual.

 

¿ Estas listo para lo que la vida te tenga preparado para mañana ? ¿ Para hoy ?

¿ Ante todo lo que pasa, sirve tomar precauciones ?

¿ Lo que te esta pasando a ti, es mucho mas leve o mucho mas fuerte que a otros ?

¿ Estas listo para pedir ayuda y por el otro lado para ofrecer ayuda ?

¿ Tienes que “ponerte una muy buena empapada” para enfocarte en lo verdaderamente importante ?

Estemos atentos a todas las historias que escucharemos. Sin duda que una parte de ellas es para que aprendamos algo importante.

Pidamos mucho para que estos huracanes afecten lo menos posible a tantos millones de personas que por lo pronto están en su camino.

Que Dios nos cuide y nos proteja.

Saludos

JOF

 

 

2 comentarios sobre “Los huracanes, Tlaloc y el hotel de paso.

  1. Klaus

    Creo que nunca estamos preparados para sorpresitas, pero siempre contamos con la capacidad para resolver pero esta reflexión me deja pensando que hay que voltear a ver si alguien necesita de ti.

    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s