A todo

Hace un par de horas, corría con Pame mi hija en medio de un bosque espectacular. Estábamos disfrutando mucho la corrida cuando de repente Pame gritó que estaba rodeada de mosquitos.

Resultó que no eran mosquitos sino avispas y nos empezaron a perseguir. Tranquilamente le dije a Pame que corriéramos más rápido y que seguramente las dejaríamos atrás.
Pronto estuvimos en una pendiente prolongada y como las avispas 🐝 nos seguían muy de cerca le grite a Pame en medio de manotazos en mi cabeza y su cabeza que corriéramos a “todo”.
Las avispas fueron constantes, persistentes y estaban completamente enfocadas en nuestras cabezas y después de correr sin parar por casi dos kilómetros seguían sobre nosotros.

Casi sin aliento me dediqué a matar a muchas que estaban en la cabeza de Pame y los dos sentíamos como nos picaban en piernas, brazos y cara.
Parecía que habían leído la meditación de ayer porque en lo único que se concentraban era en nosotros. Le pasé mi rompe vientos con capucha para que se cubriera y corriendo logramos meternos a una tiendita en el camino.

Entiendo que mi amigo Pescatore ya estará concluyendo que la moraleja es contratar unas abejas para hacer ejercicio de manera más intensa. Pero no.

Para mí el tema es que cuando uno logra enfocarse, ser constante y disciplinado como persona logra mucho. Pero cuando un grupo, un equipo, una familia o un país lo hace con una misma determinación, enfoque, constancia y demás puede hacer que cualquiera – no importando quien sea – salga corriendo.

“A todo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s