El Crucero del amor

El crucero finalmente zarpaba. Todo estaba preparado. La tripulación estaba lista. Todos capacitados, con su actitud y disposición al 100.  Los programas de alimentos y bebidas estaban al punto. Se habían seleccionado con cuidado todos los insumos y los sistemas de producción también. Los chefs, meseros y capitanes estaban puestos. Las experiencias estaban preparadas. Los animadores estaban coordinados y nunca se había tenido un equipo tan bueno. Actividades, eventos, fiestas, deportes, toda una gama para los turistas y también para los tripulantes. 

El capitán estaba impecablemente vestido y desde la torre de control mandaba soltar las amarras y daba las instrucciones para que el viaje iniciara.

Es así como Rita había iniciado casi sin darse cuenta, de su crucero hace cosa de 23 años. Perfecto lleva casi 4 años en el crucero y Lolita ya más de 85 años. Todos llevamos diferente tiempo y todos estamos disfrutando «del Crucero» de diferentes maneras.

Existen algunos que han aprovechado al máximo las diferentes experiencias que el Crucero les ofrece. Participan entusiastas, activamente y van aprendiendo mucho de lo que el Crucero intenta enseñarles. Se imponen muchas veces ante la flojera o a alguna actitud negativa y aprovechan al máximo el barco tan increíble al que han sido invitados. Participan de cuanto bufet existe, van a las fiestas, bailan y conviven lo mas que pueden. Cuidan sus mentes y sus cuerpos y realmente desquitan  su Crucero.

Photo by Connor Danylenko on Pexels.com

Otros han decidido no salir mucho de sus cuartos. Les han dicho que hay actividades y lugares increíbles en el crucero, pero también les han dicho que podrían pasarles cosas no agradables y hasta terribles en algunas de las cubiertas. Así que ellos la llevan con mucha calma, algo de precaución y hasta miedo. Vieron en el sistema de comunicación interno que había una enfermedad rara en el barco y han preferido encerrarse a arriesgarse. No vaya a ser…

Photo by Enric Cruz Lu00f3pez on Pexels.com

Dicen que El Capitán del barco es el mejor capitán que jamás haya existido. Conoce perfectamente al barco. De hecho, lo diseñó y construyó perfectamente. Todos los sistemas de navegación son perfectos. Si es que eso pudiese existir. Uno nunca sabe… Se dice que es un Capitán muy amable y justo. Hasta dicen que es puro amor. Te escucha, te entiende, te perdona. Pero uno nunca sabe… si se llegara a enojar, en una de esas nos manda a una de las cárceles que dicen que hay en el fondo del barco o hasta en una de esas nos echa por la borda…

Estoy pensando aprovechar este crucero del amor. Estando en esa vibración, y en esa concordancia con El Capitán, pienso que podré disfrutar inmensamente este viaje. Para empezar, vibraré en esta energía tan fabulosa y estaré mucho mas contento conmigo mismo. En una de esas hasta feliz. Dejaré de perder tanto tiempo pensando en todo lo terrible que pueda pasar en el barco. En vivir en el miedo, en la angustia, en la preocupación. Si es cierto que este Capitán Es El Que Es, entonces cualquier pensamiento negativo solo existe en mi mente y no representa la realidad del Crucero.

¡Qué lata nos da esta mente tan inquieta! A veces no nos deja disfrutar ni dejar disfrutar a otros de su crucero del amor.

Por lo pronto pasaré este día agradeciendo por el camarote que tengo, por los compañeros de viaje, por lo que El Capitán me ha permitido tener y ser.

Photo by Dominik Reiter on Pexels.com

Aprovecharé al máximo este día.

Feliz día de crucero…

Jorge Oca 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s