Las tormentas en nuestras mentes.

Marita sintió que le faltaba aire al subir unas escaleras en su trabajo y experimentó un fuerte mareo. Su mente trabajó como de costumbre a una velocidad increíble y debido a sus diferentes pensamientos,  experimentó diferentes sentimientos. Miedo por supuesto al “saber” que algo no andaba bien y que “seguramente” sería algo grave y con repercusiones múltiples. También su parte racional – era muy inteligente y práctica – y la calmó casi de inmediato y se dijo que seguramente era algo de cansancio o de estrés y que todo estaría bien.

La tormenta en su querido y poderoso cerebro precioso había comenzado. Otra tormenta mas en donde al parecer fuerzas opuestas, extraordinarias e incansables se debatían por controlar a la increíble Marita.

Photo by Johannes Plenio on Pexels.com

De pequeña, había sufrido de episodios de asma y había visitado el hospital en innumerables ocasiones. La preocupación de sus padres había sido programada en ella. Inconscientemente era “una preocupona”. Ella por supuesto no era consciente de que lo era, pero su parte racional le había hecho ver en muchas ocasiones, que su excesiva preocupación por – diríamos todo – no era sano, tampoco positivo, ni le traía buenos resultados a su vida. Su parte consciente le repetía que todo estaba bien, que no había problema, que ella era fuerte, sana y poderosa.

La tormenta tropical  se convirtió en huracán nivel 1, cuando le hicieron un electrocardiograma y al doctor no le gustó. Fue alimento perfecto para su creencia preocupona y de tener mala salud.

Lo increíble es que mantenía hábitos muy positivos. Hacía ejercicio con su perro, se relajaba después de un día ajetreado y sabía que se tenía a ella. Sin embargo esas creencias que se habían programado en ella desde pequeña la hacían tener muchos momentos de infelicidad e inseguridad.

Su parte consciente le gritaba que todo estaría bien y que ella estaba bien. Su parte inconsciente le susurraba poderosamente que “ya sabían que ella estaría mal”. La batalla estaba a todo lo que daba. 

¿Cómo desprogramar todas esas creencias que nos limitan y nos hacen infelices?

Creencias sobre el dinero, las relaciones, la salud y el amor…

¿Cómo lograr detonar nuestros talentos, virtudes y grandes dones que tenemos?

¿Cómo vencer esas épicas batallas que seguido libramos en nuestras queridas y preciosas mentes?

¿Como lograr que la mente respire, descanse y no pierda tanta energía en batallas muy poco productivas?

Marita terminaba la caminata con su perro, le frotaba con cariño su cabeza y suspiraba. Iba a ser una buena batalla. Esperaría que el arco iris hiciera su aparición.

Photo by James Wheeler on Pexels.com

Saludos,

Jorge Oca

Un comentario sobre “Las tormentas en nuestras mentes.

  1. Pingback: Meditaciones para mi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s