El pretexto perfecto.

A principio de año, siempre tenemos una junta en donde revisamos los números de los vendedores. Es una reunión importante, porque reconocemos y motivamos a los mejores productores y también invitamos a los que no tuvieron buen año, a que cambien, se impongan y hagan un mucho mejor papel. Por ellos, por sus familias y por el equipo.

Este año, el ganador en número de ventas, volumen total y porcentaje de cierre fue José Manuel. Al igual que muchos, Jose Manuel tuvo un año difícil y complicado. Perdió a su padre ante un cáncer terrible. Tuvo el pretexto perfecto para haberse tirado al suelo o a perderse o rendirse bien y bonito. Pudo haberse encerrado en su dolor y en esta tragedia personal. Jugar al tan usado papel del mártir. Pero no lo hizo. Permaneció fuerte en su mente y en su corazón. De alguna manera la conexión entre su fortaleza mental y su intensidad emocional, le permitieron pasar este trago tan amargo y seguir siendo el mejor entre casi 30 de sus compañeros. Permanecer firme ante el objetivo que se había fijado.

Photo by Mithul Varshan on Pexels.com

En estos tiempos, muchos de nosotros hemos pasado por momentos difíciles, complicados y hasta terribles. Temas de salud y hasta pérdida de familiares y amigos. Algunos han visto disminuídos sus ingresos y hasta perdido sus trabajos, sus fuentes de subsistencia. Digamos que hemos tenido pretextos perfectos  para perdernos. Para vivir como víctimas y enfocarnos en una realidad que no nos trae abundancia, amor y felicidad. Nuestras creencias personales y arraigadas en nosotros tienen mucho que ver – por supuesto – pero la realidad que escogemos vivir – a veces de manera inconsciente – define nuestras vidas.

Te invito a que definamos cada día la realidad que queremos vivir. ¿Queremos vivir en la fortaleza, en la luz, en la abundancia y en el amor? Tendremos entonces que hacer la conexión necesaria y requerida entre nuestra mente – voluntad -, nuestro corazón – pasión – y nuestras agallas – determinación – .

La idea mas que ser mejores a los demás, es SER la mejor versión de nosotros mismos. Estoy seguro que muchos ni sospechamos siquiera lo que eso podría ser y significar para nosotros y para los demás.

Que el espíritu guerrero, determinado, claro, coherente, apasionado y triunfador de José Manuel nos acompañe este año. Que al final  lleguemos satisfechos y contentos porque luchamos, nos movimos, abrazamos, bailamos, amamos, nos cuidamos, nos carcajeamos e hicimos a muchos retomar el camino.

Photo by Riccardo Bertolo on Pexels.com

Un abrazo,

Jorge Oca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s