Tiempos de Purificación

Este Jueves Santo fuimos y estuvimos afuera de la iglesia de la Parroquia a la que pertenecemos. La idea era exponer al Santísimo en el atrio y que desde los coches, pudiéramos acompañar al Señor en este dia tan especial. La experiencia fue increíble. Después de mas de dos semanas de no tener acceso a la iglesia, el encuentro con el Santísimo, precisamente en  la  noche del Jueves Santo, fue muy emotiva. Decenas de coches y de personas nos maravillábamos ante una noche tan especial.

El padre aprovechaba para dar confesiones y lo hacía eso sí, cuidando mucho las distancias y los protocolos. Cuando terminaba la confesión, todos veíamos a lo lejos su bendición y luego le ofrecía a la persona un poco de gel antibacterial. Me pareció interesante el gesto. Parecía como si la persona se hubiese purificado en lo espiritual y luego purificaba sus manos.

No pude dejar de pensar que todo este tiempo es sin duda un Tiempo de Purificación.

Por un lado hemos aprendido a purificar nuestro cuerpos. Hemos visto que la gente no se lavaba las manos. Que en general no éramos tan limpios como deberíamos haber sido. Tiempo de purificación.

En cuanto a temas del corazón, y estando en plena Pasión, en plena Semana Santa, bien estamos aprendiendo sobre temas básicos de purificar nuestros corazones. Perdonar es lo que primero me viene a la mente. ¡Qué difícil es a veces perdonar completa y totalmente a alguién que nos ha lastimado, que nos ha ofendido, que no nos ha dado nuestro lugar! Debemos “dejar ir” y perdonar de corazón. Los mas beneficiados seremos nosotros. Es importante también cuidar lo que dejamos entrar en nuestras vidas y que ensucia, lastima y endurece nuestros corazones. ¡Vaya que requerimos algo de Purificación en nuestros corazones! Atenderlos, apapacharlos, cuidarlos.

Nuestro Espíritu vaya que requiere de grandes dosis de Purificación. Esta búsqueda intensa por llenarlo de cosas que finalmente no le hacen bien. Que no lo nutren, no lo detonan, no lo engrandecen. Nuestro espíritu es el que finalmente nos conducirá adonde queremos llegar y tendríamos que estar muy pendientes de él. Darle la mejor atención. La mejor “alimentación” y los mejores cuidados. No nos olvidemos de su debida Purificación.

Aprovechemos estos tiempos en donde El Universo, o mejor dicho, Él nos ha regalado como tiempos de Purificación. Pongámonos suficiente “Gel Anti Todo lo que No nos Hace Bien.” Pongámonos muy abusados en cuanto a la gente, los medios y los temas que “dejamos entrar” sin mas a nuestras mentes, a nuestros corazones y a nuestras vidas. Estemos enfocados en nuestra limpieza integral. Finalmente es nuestra responsabilidad. De nadie más.

Él nos acompaña. Llora por nosotros. Tiene in duda muy buenos proyectos para nosotros. Para cada uno.

Feliz Tiempo de Purificación.

Saludos

Jorge Ocaranza Freyria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s