Haz lo que tienes que hacer cuando lo tengas que hacer.

Esta semana me tocó mi revisión semestral en mi dentista. Nunca me había ido tan bien. Eso que llevo más de 55 años “cuidándome”. Me dijo que nunca me había visto mis encías ni mis dientes tan limpios y que por lo mismo, no necesitaba hacerme ni siquiera limpieza. Sólo me pondría flúor. ¿Casualidad?, ¿Suerte?, ¿Justicia divina? Para nada.

Finalmente he comenzado a hacer constante, responsable y efectivamente lo que debo hacer.

Usar la pasta adecuada, el cepillo adecuado, la técnica de cepillado adecuado y el utilizar unos famosos palillos para limpiar mis entre dientes de manera regular. ¿La consecuencia? Que mi boca esté muy bien. Que el doctor haya cobrado lo mínimo y yo me lo hubiera ahorrado ( el tratamiento y el $ ).

 

download (17).jpeg

Cuando fui con un dermatólogo  para checarme una mancha fea en el coco, me dijo que si la gente usara todos los días bloqueador en la cara y en las manos, él y sus colegas se quedarían irremediablemente sin trabajo.

Si diligentemente comiéramos lo que tuviésemos que comer y evitar lo que tenemos que evitar comer, nuestra salud, nuestra futura economía, energía y demás serían realmente diferentes.

Entiendo que por un lado la flojera, la desidia  y por otro la falta de hábitos adecuados nos traen consecuencias negativas. Son esos momentitos en donde la tentación por no hacer o por hacerlo a medias es que no hacemos las cosas bien y nos trae afectaciones casi como consecuencia directa. Bueno, sin el casi.

Estamos como estamos y tenemos lo que tenemos o no tenemos lo que quisiéramos, porque no lo hemos decidido y realizado.

¿Quieres tener dientes limpios y sanos?

¿Quieres tener una salud muy buena para cumplir con tus propósitos y disfrutar de la vida al 100?

¿Quieres tener un grupo de amigos fieles, cercanos e incondicionales?

¿Quieres ser alguién importante, central y muy respetado en tu empresa?

¿Quieres que tú Dios esté orgulloso de ti y que seas “uno de sus consentidos”?

Hacer lo que tienes que hacer, cuando lo tienes que hacer ayudará y te traerá las consecuencias correspondientes.

No te hagas…

Lucha contra tu hueva.

Endereza tu actitud.

Hazte de hábitos provechosos.

Obtendrás el resultado de tus acciones.

Como siempre, son Meditaciones para Mi.

Buen dia.

Jorge Ocaranza Freyria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s