Los Triunfadores Persisten

Después de saber que tenemos que modificar nuestros hábitos para modificar nuestra vida, surge la pregunta de ¿Qué pasa cuando estoy en la lucha o en el camino de asentar y solidificar mis hábitos y la riego completamente y los rompo bien y bonito?

Pasa. ¡Vaya que pasa seguido! Ya nos pusimos la meta, ya nos enfocamos, ya mentalmente nos programamos para el cuándo, donde y como. Y rompemos lo que habíamos empezado el día de ayer, o la semana pasada, o cuando sea. Y entonces podemos desmoralizarnos o perder de vista la meta y correr el riesgo de volver a adquirir los hábitos, digamos incorrectos.

Ya rompí la dieta. Ya no hice ejercicio ayer. Ya volví a fumar. Ya volví a tratar mal a alguién. Ya volví a perder la paciencia. Ya volví a gastar lo que no debía. Dejé de hacer mis oraciones o de ir a misa. Lo que sea. Me parece que ese es precisamente uno de esos momentos claves en la consecución de tus hábitos, de seguir en el camino y de lograr tus propósitos. Es momento de corregir y volver al camino que quieres llevar.

Tenemos la fortuna de poder escoger y elegir. ¿Continúo hacia donde quiero llegar o me rindo y tiro la toalla? Siempre hay una buena lista de pretextos y satisfactores inmediatos que “nos hacen ojitos” para que no escojamos y hagamos lo que no necesariamente nos conviene. Mas que hacer lo que tenemos que hacer, veámoslo como que hagamos lo que queremos hacer. Siempre tenemos la alternativa de escoger.

Me decía un buen amigo que intentaría seguir haciéndolo. La verdad es que a mí me molesta la palabra intentar o tratar. Es como si ya desde el principio esté abierta la opción de que no vayas a poder lograr algo que decidiste y escogiste hacer.

No lo intentes ; hazlo.

Me queda claro que los triunfadores en muchas áreas de la vida, no necesariamente son los que no se equivocaron, tropezaron o tuvieron épocas grises o super negras. Son los que a pesar de las caídas, problemas o de a tiro errores garrafales, se levantaron, se arreglaron y persistieron en seguir la ruta, los hábitos hasta alcanzar su propósito. En el fondo es gente que pase lo que pase, alcanzarán sus metas, sus objetivos, sus sueños.

Así que si  habías pensado que por que eres de los que se equivocan mucho o tropiezan a menudo, o no cumplen con lo que se prometen; no te desocupes. Sigue para adelante, una y otra vez. El tema no es no regarla sino cesar en la lucha por tu sueño. En llegar a ser lo que puedes ser. En lograr tu máximo potencial y tu destino.

Es tu decisión.

download.png

¿Que vas a decidir?

¿Hasta arriba?

¿Ahí más o menos?

¿O por donde te lleve el mundo?

Buena semana

Jorge Ocaranza Freyria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s