Tu “Bobby” interno hará que pagues con intereses moratorios tus excesos.

Roberto había leído lo de la dieta Keto. Entendió con claridad el que el azúcar era el gran tema a vencer. Comprendió que la insulina es la hormona que hace que se guarde la grasa y que el gran secreto era mantener la insulina muy baja en el cuerpo. El consumir azúcar o carbohidratos en cualquiera de sus formas detonaba el nivel de insulina.

Había bajado mucho a un increíble ritmo de poco más de dos kilos por semana. Además, habían bajado en su química sanguínea tanto el colesterol como su azúcar y demás. Su energía se había disparado y una gran claridad mental lo acompañaba día con día.

Estaba realmente contento. Sin embargo, había descubierto que estando en este nuevo estado, algunas cosas lo afectaban mucho. El alcohol era una de ellas. Un par de copas lo llegaban a marear mucho. Cuatro o más lo afectaban seriamente. Sentía con toda claridad cómo su cuerpo se intoxicaba con el alcohol. Veía como su cuerpo  hacía un esfuerzo por librarse de los efectos. Su mente pasaba de estar clara y concentrada a estar francamente disminuida y hasta perdida. El cambio era patético.

Era como si el cuerpo le mostrara al buen Roberto el gran daño que el alcohol realmente le hacía. Roberto estaba confundido porque había sido un “tomador social” durante más de 40 años y no consideraba que tuviera un problema con el alcohol. Ahora sentía con claridad cómo su cuerpo se afectaba. Era como si se magnificara el efecto y Roberto pudiera sentir en “Technicolor” toda esa afectación. Lo asustaba.

¿Sería que todos estos años su cuerpo había recibido este castigo y de alguna manera lo habría logrado esconder como los grandes?

¿Sería que cuando el buen Robert fumó como los grandes, también le causó un gran daño a su cuerpo y este lo mitigó lo mejor que pudo, aunque el daño en verdad ahí quedó?

¿El gran nivel de estrés que el Robert ha manejado por tanto tiempo estará también afectando de manera directa e inexorable a su mente y a su cuerpo? ¿Será entonces que si él pudiera sentir todo ese efecto, tendría que hacer algo diferente y definitivo para cuidarse?

Roberto vio y sintió con toda claridad cómo había abusado fuertemente de su cuerpo, de su mente y de su espíritu. Se dio cuenta de cómo lo seguía haciendo. Y sintió lástima por él. Se compadeció de cómo había sido maltratado por si mismo.

Decidió ahí y entonces cambiar ese patrón. Se comprometió en cuidarse y hacer lo que tuviera que hacer por no seguirse intoxicando. En buscar esa claridad que le gritaba fuerte y claro que era tiempo de escuchar lo que su cuerpo, lo que su mente y lo que su espíritu le decían. Lo que le suplicaban. Lo que debía de hacer.

¿Que tantas cosas estás haciendo para que tu cuerpo no esté como tendría que estar? ¿Realmente lo estás alimentando adecuadamente? ¿O “te gana” el asunto y has logrado tener un sobrepeso que te des cuenta o no, te afecta en serio tu salud y pagarás con intereses moratorios esto que le has hecho?

intereses

¿Esos excesos (o consumos) en cigarro, alcohol y demás serán pagados tarde que temprano también con intereses  moratorios? ¿O es que tienes algún tipo de “arreglo especial” y por ser tú es que  no tendrás ninguna consecuencia posterior?

¿Todo ese estrés terrible que cargas día con día y al través de tantos años simplemente nunca te generará ningún tipo de afectación? ¿Ni física, ni emocional? ¿Neta?

¿Todo esto que está intoxicando tu espíritu en este tiempo y durante tantos años, crees que no te afecte en algo?

El buen Bobby pudo ver durante unos breves instantes como había sido consciente y también inconscientemente el creador de su realidad actual.

Suspiró larga y profundamente ya que captó con toda claridad que a pesar de todo lo que hubiese hecho en el pasado, el futuro dependía enteramente de él. Escogió no hacer el papel de víctima, sino el de un hombre que sería feliz, entre otras cosas al cuidarse y no intoxicarse el mismo de tanta cosa que le hacía tanto daño.

Buena batalla,

Jorge Ocaranza Freyria  (En ocasiones Bobby)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s