La madre cavernícola ahora caza.

Siempre he dicho que las mamás tendrán un lugar especial en el cielo.

Viendo al humano cavernícola como un animal, el macho estaba dedicado a cazar y traer la comida a casa. La hembra procesaba, distribuía y cuidaba de la comida. Procreaba, educaba y curaba a chicos y grandes. Administraba, atendía y por supuesto era el pilar de la familia o comunidad.

Me parece que hoy día, además de lo anterior varías hembras han tenido  también que  salir a cazar para traer alimento y sustento al hogar. Algunos machos andan haciendo y deshaciendo y hay que subsistir.

Todo mi cariño para las mamás que además cargan con la pena y tarea de cuidar a sus hijos y familiares enfermos, con temas especiales y por tanto dependientes completamente de ellas.

Mi abrazo solidario para las que sufren todo tipo de necesidades, maltratos y dolor causados por alguien o alguna situación injusta. Porque además de todo tienen que salir adelante.

Mi cariño para las que ya están o se sienten solas. Para aquellas que ya se les ha adelantado  su pareja y que seguramente las espera para algún dia reunirse de nuevo.

Mi respeto y admiración para todas las mamás y mujeres que han tenido que salir y cazar para lograr subsistir.

Mis oraciones para que se cuiden, sean felices hoy y siempre. Que Dios las proteja, bendiga y acompañe siempre.

Les ha encargado tareas que al parecer ustedes lo hacen muy bien.

Que la felicidad sea su recompensa diaria.

Afectuosamente,

Jorge Ocaranza Freyria

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s