El Taxista

Había una vez un taxista que amaba su trabajo. Le gustaba manejar, pero sobre todo le gustaba la gente. Como los clientes sentían que no lo volverían a ver y cómo probablemente nadie las escuchaba, le contaban muy rápido temas personales. Era bueno para aconsejar, pero sobre todo muy bueno para escuchar. Un buen dia se dio cuenta de que las cosas no sucedían al azar. Sucedían porque así tenían que suceder. Hasta sintió que “alguien lo usaba” para ayudar a los demás.

Un día recogió a un pasajero cerca de la central de abastos. Aunque el día estaba soleado y el tráfico iba ligero, el pasajero estaba visiblemente triste. Después de un poco de plática ligera, el pasajero le contó que su hijo se había salido de estudiar y se había metido a trabajar en una fábrica. Ya en la fábrica, había conocido a una compañera de trabajo y las cosas habían terminado en que la joven quedara embarazada. Su hijo se mantuvo con su nueva pareja, seguía trabajando y lo querían mucho en casa de los nuevos suegros. Él estaba muy enojado con su hijo y le pedía al taxista consejo ante esta situación tan triste.

El taxista le preguntó que si estaba enojado y frustrado ante lo cual el pasajero le contestó que por supuesto. Luego le preguntó que si seguía queriendo a su hijo. El pasajero respondió con un rápido y contundente: “ ¡Sí por supuesto! “. El taxista le recordó que los padres queremos a nuestros hijos casi hagan lo que hagan. Que una de nuestras funciones más importantes como padres era recordarles y confirmarles a los hijos el que los queremos y los queremos mucho. Los hijos se desarrollan mucho mejor cuando saben y sienten que sus padres los quieren profundamente.

Luego le dijo que si pensaba que si su hijo estaba haciendo bien las cosas. ” !Por supuesto que de ninguna manera!” contestó el padre. Le recordó el taxista que el hijo no la había dejado y que de hecho ya era muy querido en la familia de la futura mamá y pareja. Al preguntarle si su hijo era responsable en su trabajo, el papá le dijo que “sí por supuesto. ” No era el tipo de trabajo ni el sueldo que hubiera querido para su hijo, pero que sí era trabajador y responsable.

El taxista le dijo que era demasiado importante que reafirmara a su hijo en cuanto a lo que SI estaba haciendo bien. “En una de esas” , le dijo “ Se lo va a creer y va a seguir actuando de esa manera.” Los padres tenemos que recordarles que los queremos y que están haciendo bien lo que sea que estén haciendo bien” terminó recalcando el taxista.

El cliente se bajó en la colonia Roma y a un par de cuadras, en las calles de Monterrey, se subió otro pasajero. El tráfico había empeorado y el sol se había ya ocultado. Como el taxista había escuchado pacientemente al pasajero anterior, tenía ganas de hablar y le platicó al pasajero la historia de los padres con los hijos. No había terminado de platicarla cuando sonó el teléfono del pasajero y este comenzó a escuchar y a asentir con la cabeza. Luego empezó a llorar y terminó sollozando.

Era su padre a quien no le había contestado desde hacia ya mucho tiempo. Estaban muy alejados y la historia del taxista había hecho al pasajero recapacitar y contestarle a su padre justo en ese momento.

¿ Coincidencia ? ¡ Para nada ! El taxista ya sabía que “era utilizado” para escuchar, aliviar, motivar , curar y demás a personas que requerían de ese no sé qué para seguir adelante y muchas veces cambiar sus vidas.

¿ No será que una de tus misiones sea el que seas “ Un Taxista “ y que el destino te ponga a “pasajeros” en “ tu taxi “ para que los ayudes ?

¿ A veces se suben pasajeros necesitados a nuestro tu taxi y andamos dormidos, atontados o simplemente ensimismados en nosotros mismos ? ¿ Se sube el pasajero, se baja y nada más nada ?

¿ Habría que desarrollar algunas habilidades para convertirnos en “Muy Buenos Taxistas” ?

¡ Vamos equipo !

Buen dia,

JOF

Un comentario sobre “El Taxista

  1. Anónimo

    ME ENCANTO , LA REFLECCION !!!
    LA ULTIMA CONFERENCIA , REUNION, QUE NOS IMPARTIO ME RECORDO Y DESPERTO EL ECHO DE LEER Y PREPARARME PARA MOTIVAR AL EQUIPO .

    SALUDOS .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s