Las Cocas Japonesas y la Generosidad.

El fin de semana, mi amigo Hernán me recordó el tema de la máquina expendedora de Coca Cola en Japón. La lata de 355 ml. costaba 2 dólares, mientras que en la misma máquina; el envase de 600 ml. costaba los mismos 2 dólares.

Es increíble que mientras algún japonés pedía un envase de acuerdo a su sed o a lo que tomaría, para otras culturas ( como la nuestra) pediríamos sin duda el envase con más líquido o producto.

Nos llevaríamos el de más volumen sin duda. Para tomar el resto después, o para que alguno de los nuestros se tome el resto. Nuestro cerebro responde acumulando. Como nos cuesta luego tirar cosas a la basura. Acumulamos. Por si se ofrece después. Dicen que en el fondo hay un tema de no querer que falte. No queremos escasez.

Por lo tanto acumulamos y acumulamos. Vemos a gente que tiene tantísimo dinero , bienes y demás. Y siguen acumulando y acumulando. Leía como el 1% del mundo tiene el 99% de los recursos del mundo. Increíble. Inaceptable.

Mi nombre es Jorge y me queda claro que tengo este “virus” del ser acumulador. Luego veo a personas que viven, luchan y  no necesariamente les está yendo bien. Sigo con mi camino como si nada. Sigo llenando Mi Bolsa.

¿No podré ser más generoso con las propinas que doy?

¿No podré compartir un pelo más con los demás?

¿Que tanto me puede costar darle al de la gasolinera, al dale dale, al del super algo más de lo que tradicionalmente le doy?

Subir estas propinas 100% o 500%  creo que me podría recordar  en mi día a día en lo importante que es para mi ser más generoso. Ayudaría claro, a mucha gente, pero sobre todo me ayudaría en el fondo a mi. Lo cual es precisamente lo que quiero. Y necesito.

¿El espíritu japonés se estará apoderando de mi?

¿Como carambas llegué a esta conclusión después de haber pensado sobre las presentaciones de Coca Cola? No lo sé, pero ya tengo ganas de ver y sentir en mi el cambio de mis propinas.

¿No debería ser también mucho más generoso con “las propinas que doy” de cariño y atención para con los míos y para con la gente con la que convivo?

¿No debería ser más generoso con el perdón?  ¿Con el entendimiento? ¿Con olvidar las veces en que fui ofendido o mal tratado? ¿O no tomado en cuenta? ¿ O lo que sea que se quede en mi y me moleste?

¿No debería dar una segunda o tercera oportunidad a la gente? ¿Escucharlos y lograr ponerme por unos minutos en sus zapatos?

Realmente escucharlos.

¿No debería ser más generoso con mi Dios? ¿No me convendría serlo?

En el fondo esto de ser mas generoso me late mucho. Por cierto que no dejo de pensar en las  botellas de Coca Cola de 600 en Japón.  Para mi que compro las botellas en 2 dólares y me pongo a vender vasos de 200 ml. en $ 1.99. ¡¡Que gran negocio!!

¿Tu que opinas?

Saludos

JOF

Un comentario sobre “Las Cocas Japonesas y la Generosidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s