Bendiciones ocultas

Casi 8 meses después del sismo, la reconstrucción del edificio de nuestras oficinas se acerca a su etapa final.

Gracias al temblor, descubrimos que el edificio estaba mal construido. Los constructores originales lo hicieron verdaderamente con las patas y descubrimos errores imperdonables. Ya que esta de moda lo de la corrupción; debo decir que existió un nivel increíble de corrupción al hacer mal el edificio. Mal construido, mal supervisado. Muy mal.

Ahora ha sido reforzado y reestructurado. Se ha supervisado cada columna, y cada parte importante de la estructura. Ahora podemos trabajar tranquilos.

Gracias al temblor se cambió el diseño de las oficinas. Ahora los espacios se han optimizado y el trabajo será de mejor manera. En comunidad. Sin desperdicio de espacios mayores.

Gracias al temblor ahora podremos rentar varios pisos ya que al ordenarnos sobró espacio. Esos ingresos nos ayudarán a seguir agregando servicios al edificio. Elevador, comedores, etc.

Lo que pareció un evento muy grave nos ha traído muchas mejoras y bendiciones ocultas.

¿ Cuantas veces pasa en nuestras vidas que pensamos que lo que nos ocurre es terrible.?

Que nos acabará.

Que tendrá costos muy grandes.

Que no habrá remedio.

Después de que se “asienta el polvo” y de “que la ola pasa”; vemos como las bendiciones ocultas del problema empiezan a salir y a presentarse.

Pareciera que termina uno agradeciendo los problemas que en su momento nos parecían muy graves.

Debo dar gracias al temblor porque exhibió situaciones que no conocíamos. Nos obligó a rediseñar las oficinas. Y finalmente nos regaló muchas bendiciones que antes no teníamos. Que estaban ocultas.

Me deseo – y te deseo – varios “temblores” más en nuestras vidas. Temblores que nos ayudarán a rediseñarnos, a reconstruirnos y a salir mucho mejores de lo que éramos o estábamos.

Muchos Saludos,

JOF

 

 

3 comentarios sobre “Bendiciones ocultas

  1. Fernando Arnaiz Herrera-Lasso

    Otros no tuvieron tanta suerte con el terremoto. La suerte tiene una clara correlación estadística con el nivel socioeconómico.
    Los ricos tenemos mejores resultados de la suerte, nos funcionan mejor las oraciones, sobre todo en temas de salud, la suerte nos ha dado mejores casas, mejores trabajos, mejor educación…

    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s