Descansó su corazón.

Hace cosa de 20 años que fundamos Casa para Niños del Pacífico. Una casa dedicada a dar una segunda oportunidad a niños y niñas de primaria con muy pocos recursos en Zihuatanejo. Casi 120 niños por año han cursado durante este tiempo y han aprendido inglés, computación, valores, trabajos manuales y clases de soñar. Ha sido una labor increíble y hemos visto muchos frutos.

Ana Lilia Medel es una mujer increíble que nos ayudó en ese tiempo a abrir la Casa. Su labor seleccionando niños fue fundamental. Su cariño y amor por ellos le dieron a la Casita un espíritu que hasta ahora perdura de manera importante. Siempre comprometida con los niños, fue su maestra en varias materias y seguido se le veía visitando sus casas en muchas de las colonias mas pobres del pueblo. Llevaba comida, medicamentos, consuelo y un corazón abierto siempre a mostrar una compasión sin límites.

Ayer su corazón no aguantó mas y tras una fuerte neumonía y la visita del bichito este, Dios decidió llevársela y tenerla allá donde la gente especial se junta.

A mi me deja sentimientos encontrados difíciles de conciliar. La alegría, gozo y satisfacción de haber conocido a alguién con un corazón tan grande y compartido. Sus abrazos eran legendarios. Parecía que te volvía a inyectar de amor, esperanza y energía. Un puente constante con el amor del Patrón. Por otro lado, siento una tristeza profunda por saber y sentir que no estará mas con su familia de sangre , con su familia de Casa para Niños y con la comunidad de niños y niñas a quienes tanto iluminó, guió y reconfortó.

Me parece paradójico que un corazón de ese tamaño, de esa capacidad, haya sido el que haya fallado en el último momento. Claro que me vuelve a dejar el mensaje que debemos de cuidarnos para seguir cumpliendo con nuestros propósitos, pero en este caso, de verdad que no lo entiendo. Ni lo quiero entender.

De verdad que siento que tendremos a un ángel en el cielo velando por nosotros. Velando por que no olvidemos que la compasión, que las acciones por los demás y ese cariño y amor constantes, no sólo son necesarios sino que son lo mas importante en esta vida.

Que nuestros corazones no descansen mientras estemos vivos.

Descansa en paz, Lilia, has dejado tu profunda y amorosa huella en nuestras vidas y en la de miles de personas.

¡Bien hecho, muy bien hecho Lilia!

Con profundo reconocimiento, respeto, admiración y cariño para ella.

download (38).jpeg

Jorge Ocaranza Freyria

3 comentarios sobre “Descansó su corazón.

Responder a Diana Cecilia López Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s