Nunca dejes de cuidar tu enfoque. Focus.

Karina estaba haciendo sus prácticas hoteleras en un hotel de la Riviera Maya. Era un gran desarrollo y tenía uno de los SPA mas grandes y modernos del país. A Karina siempre le habían gustado los tratamientos de relajación. Un buen masaje con un buen tiempo antes en el circuito mojado; regaderas, vapor, tinas con aguas a diferentes temperaturas y terminado en un sauna era lo que mas le podía gustar.

Karina llegó temprano a su cita y fue recibida por una muy alegre hostess. Le sirvió un té de menta con otras hierbas aromáticas. Le presentó unos aceites aromáticos muy interesantes y hasta le regaló unas muestras de diversas cremas para la cara y el cuerpo.

Karina no daba crédito. La hostess recibía con cariño y muy contenta a los clientes que iban llegando y despedía también a los que se iban de una manera tan cálida, que Karina no dejaba de pensar en que a ella le gustaría ser como esta mujer.

La hostess le dijo a Karina que ella sería su guía por la zona húmeda. Así que Karina se puso en las manos de la hostess quien eficiente pero sobre todo muy alegremente la fue guiando por las diferentes etapas de la sección húmeda. Cuando ya estaba saliendo del sauna, la hostess se resbaló por el piso húmedo y logró evitar una buena caída. Sin embargo Karina vio como a la hostess le salían un par de lágrimas de dolor.

La hostess vio la cara de gran preocupación de Karina y logro esbozar una curiosa sonrisa. Lo cual trajo mas confusión a la cara de Karina y logró que la hostess soltara una deliciosa carcajada.

“¿Pero mujer, que es lo que te ha pasado?” – le preguntaba Karina.

” Nada señorita, no se preocupe” – le contestaba la hostess.

Karina no cedió y logró que la hostess le contara.

” El resbalón me hizo que me diera un tirón justo en donde tengo uno de los ganglios que mas me causan dolor. La verdad es que tengo un cáncer en un nivel muy avanzado y tengo según el doctor, menos de tres meses de vida.  Pero de verdad que no te preocupes por mi; estoy bien.”

Karina no podía creer lo que escuchaba. Así que le preguntaba a la hostess:

” ¿ Pero como es posible que tengas cancer? Hace mucho que no conocía o veía a alguien con tanta felicidad. Pasándosela muy bien y haciendo que los demás se la pasen de maravilla.”

La hostess le contestó:

“La verdad es que desde que me diagnosticaron con esta enfermedad terminal y me dieron tan poco tiempo de vida, me di cuanta de que podia enfocarme en dos cosas. Podia enfocarme al 100 en mi enfermedad y preocuparme todo el dia del porque y de cuanto tiempo me faltase y de los dolores que he tenido. O enfocarme en vivir cada dia, cada momento como uno de los mejores momentos de mi vida. Un momento lleno de felicidad, de aportar hacia los demás y de gratitud por todas las bendiciones que tengo y que he tenido. He decidido y sigo decidiendo enfocarme en lo segundo.” 

th (2) fcuus.jpeg

¿ En donde anda tu enfoque o “focus” en tu vida ?

¿ Haz decidido este enfoque o mas bien no ?

¿ Ese enfoque, que sentimientos te genera en tu vida diaria ?

¿ Se puede cambiar relativamente fácil el enfoque que tienes ?

¿ La gente mas feliz y mas productiva es la que decide  enfocase en las cosas adecuadas ?

No dejes nunca de cuidar tu enfoque.

FOCUS, FOCUS, FOCUS.

Buen dia,

JOF

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s