No te quedes sin bailar.

 

Siempre a principio de año es un buen momento para hacer propósitos, establecer objetivos, decidir cambiar y mejorar. Supongo que siempre es un buen momento. Lo que he visto también es que muchos de estos propósitos duran digamos no mucho. Se quedan en buenas intenciones.

Por eso, este principio de año me quiero proponer – y en una de esas también te animas – a hacer algo diferente.

Me propongo hacer dos cosas. Primero el hacer algo que llevo tiempo queriendo hacer, pero por alguna razón hasta ahora no lo he hecho. Algo para mi. Aprender o hacer algo nuevo. Un idioma, un hobby, un instrumento, un baile, aprender a cocinar algo o lo que se te ocurra o antoje. En mi caso voy a aprender a meditar y a bailar cumbia.

Luego Maria mi hija me compartió algo que me puso a pensar. Es un reto de 30 días. La idea es cada día pedir algo a alguien sabiendo que nos van a decir que no. El propósito es vencer el miedo al rechazo. ¿Cuantas cosas hemos dejado de hacer o de tener simplemente porque no nos atrevimos a pedirlas?

Recuerdo de más joven, que en alguna fiesta no saque a bailar a alguien por temor a que me dijeran que no. Y por supuesto que me quede sin bailar.

¿Cuantas veces en la vida nos hemos quedado sin bailar? Sin algún Up-Grade. Sin algún cambio de puesto o de cualquier cosa trivial en el día a día.

El miedo al rechazo puede ser importante para no hacernos crecer. Para quedarnos congelados.

Volviendo al famoso reto, la idea es que durante los siguientes 30 días te acostumbres a pedir cosas a la gente que sabes que te dirán que no.

El objetivo es que te acostumbres a que te digan que no. Que veas que realmente no pasa nada. Y que de esta manera no dejes de pedirle a los demás cosas por temor a que te digan que no.

Todos sabemos que el no ya lo tenemos. Sin embargo aún teniendo el no, dejamos de pedir, de solicitar y de preguntar.

Este ejercicio no es para que la gente te diga que si. Eso vendrá después. Por lo pronto es acostumbrarnos a pedir sin preocuparnos por el que nos dirán. De paso, aprenderás a decir que no. Verás que es algo normal y vuelvo a repetir ; no pasa nada.

¿Que opinas? ¿Te apuntas en el reto y en hacer algo que hace rato quieres hacer?

¿O te vas a seguir quedando con las ganas?

Y sin bailar.

Que tengas buena semana.

JOF

Un comentario sobre “No te quedes sin bailar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s