Mi reconstrucción personal

Estamos en un momento único, en donde después de ver edificios caerse y saber que se deben tirar muchos mas; la reconstrucción deberá iniciarse. Será todo un reto ya que se deberán de reconstruir cientos de edificios y miles de casas. Hoy quisiera hablar, de mi reconstrucción personal.

El primer gran reto es superar el famoso; YO SOY ASI. Y así me quedo. Y así me aguanto. Y así aguántame.  ASI HE SIDO SIEMPRE. Que no es otra cosa que no puedo o mejor dicho; no quiero cambiar.

Debo aceptar la posibilidad de poder cambiar. La creencia de que puedo y en muchos casos debo cambiar. Antes de que algún temblor tire mi estructura ya de por si endeble. Antes de que por mi falta de reconstrucción afecte seriamente otras estructuras que conviven conmigo.

Cuantos edificios viejos y mal construidos se han caído estrepitosamente y han tirado a los de junto. O en el mejor de los casos los han dañado. Su fachadas se veían bien. Pero sus columnas y trabes se cuartearon, quebraron y terminaron derrumbándose.

No te esperes a que te alcance el temblor y las consecuencias de tus actos o des-actos te conviertan en una montaña de escombros. Aunque digas que así eres y que no cambiarás. O que no puedes.

Nuestros demonios internos nos convencen de que no podemos cambiar. Vaya lucha tendremos que darles para lograr iniciar, continuar y no desfallecer en nuestro objetivo por reconstruirnos.

Debo seguir insistiendo en que reconstruyamos nuestro físico. Basta ponernos frente al espejo en chones y observar bien para decidir cambiar. Es mas que importante nuestra alimentación, nuestro ejercicio y nuestra decisión por reconstruir de una vez y por todas nuestra parte física.

Debemos reconstruir nuestra parte social. Cuantas relaciones hemos tirado por la borda o a la basura por nuestras faltas hacia ellos. Exceso de egoísmo. Falta de escucha. Falta de acompañamiento. Falta de cariño o amor. Nuestras familias deberán ser un foco especial para nosotros. Esta reconstrucción es vital.

Y debo terminar con la reconstrucción espiritual. Es fundamental en nuestras vidas. Esa comunicación y esa relación con El le dan otro sentido a nuestra existencia.

No confíes en tus propias fuerzas, pon tu confianza en El. La gracia de tener a Dios con nosotros  y sintiéndonos habitados por El nos permitirá estar listos para reconstruir nuestra historia. Y por tanto la de los demás.

Con la fuerza de Dios podremos reconstruirnos a nosotros y a nuestro alrededor.

Me ilusiona el poder convertirme en una persona útil, positiva y amorosa. Hay que luchar en convencernos y en afianzar esa creencia de que podemos ser los que cambiemos. Debemos pensar en que seremos nosotros los que moveremos a nuestra sociedad

Hay que seguir con la misión. Hay que seguir con nuestro propósito. Hay que seguir adelante. No hay que tirarnos a lamentarnos. No hay mucho tiempo.

Carpe Diem. Disfruta el momento. La vida es muy corta.

Vamos con todo por nuestra reconstrucción.

Ahora es cuando.

¿Porque no?

Saludos

JOF

3 comentarios sobre “Mi reconstrucción personal

    1. Marimar Arcelus

      Tienes razón, pero definitivamente es más fácil con Dios.
      Mi única experiencia en la que dejé a Dios a un lado por menos de 18 horas, me hizo darme cuenta de lo duro y solo que se encuentra uno tratando de vivir sin Él. Doy gracias a Él por ser un Dios creador Presente y amoroso.

      PD. Me gusta más Dios con mayúsculas

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s