El leopardo empolvado.

El leopardo era un gran trofeo y ocupaba el lugar central del cuarto de trofeos de cacería. El leopardo lo sabía. Así como había visto llenarse el cuarto con trofeos durante el tiempo, también había aprendido a ser muy observador. Y como no lo iba a ser. Era lo único que le quedaba; observar.

Había conocido a mucha gente al través de los años desde su posición de pieza central. Había sido testigo de fiestas, jugadas de domino, reuniones y demás.

Ahora había sido testigo de algo que le había dejado muchas lecciones de vida. Jaja 😂 😂; lecciones de vida!!; jamás había perdido su buen sentido del humor. Aún a pesar de estar disecado.

Todo había iniciado con que unas tiras de madera que se habían podrido en el piso. Nunca había entendido como habían puesto madera en el piso!! El cuarto era muy húmedo y hasta el bisonte de su izquierda que no era muy inteligente que digamos, sabía que la madera así no aguanta mucho; se pudre y rompe a las losetas de junto.

Lo que nunca había entendido es que volvieron a cambiar la madera!!. Y la personita que contrataron se había tardado meses !!. Y en lugar de pulir la madera en otro lugar, lo habían hecho justamente ahí 😩😩 !!!. Polvareda tras polvareda.

Les había causado molestias muy grandes a todos los animales del salón. Los búfalos y los venados habían sufrido mucho. Aunque las gacelas y los kudus habían aguantado casi estoicos, los cerdos africanos se habían quejado como ninguno!!.

Todos tenían una gruesa capa de  polvo sobre ellos. Y aunque algunos animales seguían con sus cubiertas de plástico encima, otros como al leopardo se les habían caído. El leopardo prefería observar que estar cubierto.

El leopardo meditaba en silencio : “Los animales planeamos primero lo que vamos a hacer. Sirve tomarnos el tiempo necesario para programar, prever y corregir lo que queremos o lo que no salió bien antes. “

“Luego supervisamos lo que planeamos. De lo contrario sucede que los planes se cumplen de manera muy ineficiente.  Y sale terriblemente más caro, más tardado y con consecuencias a terceros. Precisamente como lo estamos pagando nosotros.”

Seguía el leopardo  “Decía el que me mató; “El flojo y el mezquino hacen tres veces el camino”. Yo agregaría que cuando no hay planeación ni supervisión las cosas realmente se pueden complicar mucho”.

Y después de suspirar terminaba pensando para si el leopardo : ” Aquí estaremos pendientes y esperando a que alguien despierte por ahí afuera,  ponga orden y terminen esto que empezaron hace ya mucho tiempo. Me urge que me quiten de encima esta gruesa capa de polvo“.

¿ No sería mucho más productiva tu vida y tus proyectos con más planeación y supervisión?

¿ Como andan tus talentos y prácticas para planear y para supervisar?

¿ Deberías conseguir ayuda?.  Porque no?

¿ Tus tesoros se han empolvado por falta de planeación y/o supervisión?

¿ Tu vida ?

Despierta y mejora.

Buena semana

JOF

 

Un comentario sobre “El leopardo empolvado.

  1. Isabel

    Esto de “nuestra gruesa capa de polvo”, considero que es cuando entramos en nuestra zona de confort, tanto emocional como física, no queremos esforzarnos en quitarnos el polvo porque representa esfuerzo, e inconscientemente esperamos a que el destino o alguien nos programe y supervise.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s